Monthly Archives: octubre 2012

Las Dos Amiguitas

En unas tierras lejanas habían dos avestruces que se hicieron tan amigas que no podían vivir una sin la otra. De repente un nubarrón negro atentó contra aquella amistad tan estrecha de ambas.  Una de ellas dijo a la otra:   – Hoy jugaremos a lo que yo quiera.   La otra replicó:   –

El Asno Salvaje y el Doméstico

Un asno salvaje, que buscaba alimento por las lomas, divisó a otro doméstico, que comía a boca llena en la prisión de un potrero. Entonces, aproximándose, le habló así: – Colega, se te ve reluciente y alegre. Tienes abundante comida y disfrutas de una regalada vida. El otro repuso: – Así es. De estar bien

La Amante de Martincho

Un largo y tendido comadreo de mujeres se llevaba a cabo en el Restaurant de la esquina de la plaza principal del pueblo. Entre ellas estaba también la amante de Martincho, que era una mujer de aspecto poco atractiva.  Llegó un día en que el hombre estaba ciegamente enamorado de ella. Y sucedió que la

El Oso y el León

Amenazados por el hambre un oso y un león acordaron cazar un cervatillo que asomaba la cabeza por el verde follaje. Una vez obtenido el cervatillo y, antes del festín, cada cual empezó a reclamar su derecho generando así una contienda feroz sobre quién tenía más preferencia sobre la presa. Una zorra que merodeaba por

La Advertencia de Martincho

Martincho y su esposa, Emilia, habían sido invitados a una gran fiesta bailable. Tanto él como ella se prepararon para el baile. En medio de tanto ajetreo, Emilia preguntó a su marido: – Cariño, ¿qué tal me veo con este vestido rojo? Naturalmente, él contestó: – Te ves guapa y sexy, mi amor. Ella siguió:

El Águila y el Escarabajo

Una liebre, perseguida por un águila, se refugió en la cueva de un escarabajo. Ella sollozó suplicando:   – ¡Por favor, señor escarabajo, protégeme!   El escarabajo, acudiendo a su sabida hospitalidad, acogió a la liebre y, en nombre de Júpiter, rogó al águila para que le perdonase a la indefensa.   Pero el águila,

Simple Share Buttons