Monthly Archives: julio 2014

El Burro y los Libros

Al pasar por el prado, un asno encontró los libros del pequeño Jonás. Luego se dijo: — Si yo me comiera estos libros, aprendería muchas cosas sin mayor esfuerzo. Y, dejando la hierba, se puso a masticar alegremente los libros, hasta terminar con ellos. Desde aquel instante el burro se sintió tan sabio y orgulloso

El Anciano Martincho

Tres ancianos estaban sentados en la ladera de un jardín, hablando de sus problemas, entre ellos Martincho de noventa y tres años. El anciano que tenía setenta y tres años, dijo: —Mi oído está fallando. ¡La gente tiene que gritarme  y aún así no puedo oír bien! Entre tanto, el anciano de setenta y ocho

La Mujer y el Cántaro

Una mujer, al ir a la ciudad, encontró un cántaro que en otrora había guardado excelente vino. Por curiosidad, la mujer olfateó el recipiente y comprobó el embriagador aroma que despedía. — ¡Oh! ¡Dioses! ¡Qué delicioso debió ser el vino que guardó este cántaro abandonado, cuando al cabo de tantos años conserva aun su fragancia!

Simple Share Buttons