Monthly Archives: septiembre 2014

El Labrador y el Arbol

En los campos de un labrador, vegetaba un añoso árbol que no proporcionaba beneficio alguno y que sólo servía de cobijo para gorriones y cigarras. El labrador, considerando que aquel árbol no era sino un estorbo en las labores del agro, resolvió eliminarlo. Sin embargo, sus inquilinos: los gorriones y las cigarras, le imploraron: –

El Leon y el Asno

Cierto día, un famélico león tuvo el capricho de cazar en compañía de un asno. Le ordenó: – Te esconderás en la selva y rebuznarás fuerte. Luego examinó el panorama y añadió: – Yo me colocaré en aquel boquete de salida. Cuando los animales, asustados de tu estrépito, pretendan huir, los iré cazando uno tras

Los Caminantes

En armoniosa compañía dos caminantes hacían su jornada y sucedió que uno de ellos encontró un bolso de dinero. Entonces el otro exclamó con alegría: – ¡Feliz hallazgo hemos tenido! Pero el amigo increpó con tono burlesco: – ¿Hemos? Sólo yo soy el afortunado, porque yo lo encontré. Debido a semejante advertencia, el otro se

El Abogado y las Peras

Cierto abogado de la urbe fue invitado a los festejos de una boda que se realizaba en su pueblo natal. Puesto en camino, el letrado encontró, al borde de la carretera, una cesta llena de peras. Como era de mañana, le sobraba apetito para comer; pero, lo cercano del banquete, lo indujo a no abusar

Simple Share Buttons