Monthly Archives: junio 2015

El Cojo y el Ciego

Un cojo y un ciego llegaron, cierta vez, a la orilla de un rio que tenían que vadear. Ante esta dificultad, dijo el cojo al ciego: – Aquí hay un vado bastante bueno, pero, a decir verdad, mi única pierna no me permite cruzarlo. – Yo lo pasaría si pudiese ver –apuntó el ciego-; pero

El Lobo Disfrazado de Pastor

En un rincón de una madriguera, un lobo daba un toque final a un proyecto  largamente acariciado. Así, pues, se disfrasó de pastor y, mientras dormía el zagal, se metió entre las ovejas, relamiéndose al pensar que los carneros estaban a su disposición. Las ovejas, muy contentas, se agruparon junto al facineroso, creyendo estar más

El Zorro y el Cuervo

Había una vez un cuervo que se robó un queso y se subió a los altos de un árbol para comérselo. Pero un zorro pasaba por el lugar, vio al cuervo que tenía un gran pedazo de queso y vio la forma de quitárselo.Entonces comenzó a adularle: – Pero, ¡qué hermoso cuervo eres! ¡Entre las

El Buey y la Rana

Un buey llegó sediento a un charco donde había un grupo de ranas jóvenes. Pero, como estaba apurado, pisó y aplastó a una de ellas, y lo mató. Cuando la madre de las ranas llegó, preguntó a las otras qué había pasado con ella. Y ellas contestaron: – Está muerta. Vino una bestia enorme de

Simple Share Buttons