El Dentista Martincho

Una joven hermosa fue donde el dentista Martincho, para hacerse un chequeo general de sus dientes. 
El Doctor, después de haberla examinado, determinó tomar una acción inmediata. Y dijo:
– Señorita Shannon: ¡Me temo que voy a tenerle que extraerle las muelas del juicio!
Ella suspiró:
– ¡Dios mío! ¡Preferiría quedarme embarazada!
Entonces dijo el dentista:
– Bien, ¿podría decidirse de inmediato para que yo pueda poner la silla en la posición adecuada?
 ¡No continúes aplazando el momento presente! ¡Decídete!
Simple Share Buttons