El Gato y el Ratón

Fábula:

En el tronco de un viejo pino vivían un gato come queso, un búho dormilón, un ratón cascanueces y, además, una esbelta comadreja; famosos todos por su perversidad.

Un avisado cazador percatóse de que los cuatro, sin ser amigos, frecuentaban el tronco.

—Tenderé una red al pie de este tronco, y veremos quién cae primero —pensó el cazador.

Al amanecer del nuevo día, el gato salió de su escondite en busca de sustento y, sin darse cuenta, cayó en la trampa.

—¡Auxilio, que me atraparon! —maullaba el gato, revolviéndose en la red.

El ratón, que lo vio, saltaba de alegría al ver a su jurado enemigo en la antesala de la muerte.

El gato, ante la presencia del ratón, le suplicó:

—¡Carísimo amigo, qué bueno eres al venir a ayudarme! Jamás dudé de tu lealtad. Eres la criatura que más he mimado y te tengo mucho aprecio.

—¿Qué quieres que haga? —preguntó el ratón.

—Rompe los nudos que me aprisionan. Caí en desgracia cuando iba a rezar por tu salud. De ti depende mi vida…, desata ¡Por caridad!, estas ligaduras.

—Y ¿Cómo me recompensarás? —preguntó el ratón.

—Seré, como siempre, tu aliado. Dispón de mis garras contra tus enemigos. Juro que mataré al búho y a la comadreja que se unieron contra ti.

—¿Tú, mi defensor? Vete a la porra —y se marchó el pericote.

El roedor corrió hacia su agujero, pero allí lo esperaba la comadreja. Subió más arriba y se topó con el búho. ¡Los peligros le acechaban por todas partes!

Volvió donde el gato y royendo la malla lo dejó en libertad. Se presentó el cazador y los flamantes aliados pusieron pies en polvorosa.

Como el ratón caminaba alejado, el gato le dijo:

—¿Por qué me esquivas, querido hermano? Ven a mis brazos. Después de Dios, es a ti a quien debo la vida.

El ratón, detenido a cierta distancia, le repuso:

—¿Cómo puedo olvidar tu natural perversidad? No hay tratado que obligue a un gato a ser agradecido. Es de tontos fiarse en una alianza surgida de la necesidad.

Moraleja:

Más vale ser desconfiado que amanecer engañado

Compártelo con tus amig@s!Share on Facebook4Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Print this page

Deja un comentario