El León y la Liebre

En el corazón de la floresta vivía un pacífico y risueño león que, en sus momentos de solaz, jugaba con una liebre, amiga de su confianza.

el leon y la liebreCon frecuencia se contaban sus congojas. Entre cuento y cuento, la liebre preguntó:

– ¿Es cierto que, cuando un gallo arma un bullicio, ustedes huyen despavoridos?

El león asintió sinceramente:

– Es muy cierto, amiga liebre. Somos como el elefante que, cuando gruñe el cerdo, tiembla como azorado.

La liebre dijo:

– ¡Lo oigo y no lo creo, señor león!

El felino insistió:

– Así es, mi amiga. Fíjate que los grandes animales adolecemos de algunos defectillos. ¡Sin duda!

Y la liebre exclamó:

– ¡Vaya, vaya! Ahora comprendo por qué nosotras tenemos terror a los perros.

Moraleja: “Si miedo tienes, a nadie lo reveles“.

Publicado por: Ohslho
La Paz, 17 de Abril del 2015

Simple Share Buttons