El Oso y el León

Amenazados por el hambre un oso y un león acordaron cazar un cervatillo que asomaba la cabeza por el verde follaje.

Una vez obtenido el cervatillo y, antes del festín, cada cual empezó a reclamar su derecho generando así una contienda feroz sobre quién tenía más preferencia sobre la presa.

Una zorra que merodeaba por el lugar, observó con expectativa el episodio y se dijo:
 
– ¡Excelente oportunidad para saciar mi hambre!
 
Y, acercándose lentamente, arrastró la presa hasta su madriguera.
 
Cuando el león y el oso se dieron cuenta, lamentaron:
 
– ¡Pobres de nosotros! Mientras nos peleábamos como dos tontos, llegó la zorra y sacó provecho.
‘Quien disputa y no comparte, pierde su parte’.
Simple Share Buttons