El Poder de las Fábulas

El famoso Demades, gran orador griego de la antigüedad, se encontraba en una asamblea de atenienses, que no prestaban atención a su discurso.

Entonces, Demades habló en estos términos:

— Un día caminaba Ceres acompañada de una golondrina y una anguila.

Los concurrentes callaron y escucharon al maestro, que continuó así:

— Juntas llegaron a la orilla de un río: mientras la anguila lo cruzaba a nado, la golondrina volaba.

Demades de inmediato prosiguió su prédica interrumpida. Al concluir, le preguntaron:

— ¿Y Ceres? ¿Qué hizo Ceres?

Ceres —respondió en tono grave— se quedó en la orilla esperando que le prestaran atención.

Moraleja: Quien no atiende, no aprende.
Publicado por: Ohslho
La Paz, 22 de Agosto del 2014
Simple Share Buttons