La Corneja y los Pájaros

Cuando Júpiter iba a nombrar al rey de los pájaros, los citó para elegir al más hermoso de ellos.
Entonces los pájaros, con ánimo de lavarse y estar presentables, fueron a la orilla de un río.
Pero la corneja, dándose cuenta de su fealdad, se dedicó a recoger las plumas que los pájaros dejaban caer al acicalarse y se las prendió a su cuerpo. Resultó así, aparentemente, ser el más bello de los citados.
El día fijado, los pájaros acudieron a la cita y, entre ellos, la corneja con su multicolor atavío.
Cuando Júpiter ya iba a coronar a la corneja con el premio por su belleza, los pájaros, indignados por su farsa, se le echaron encima. La corneja, completamente desplumada, quedó tal como la naturaleza le había diseñado.
 
El que se viste con lo ajeno es desvestido en la calle.
Publicado por: Ohslho
La Paz, 22 de Abril del 2014
Simple Share Buttons