Martincho al Finalizar el Juicio

Martincho debió de ser un hombre realmente feo tanto es así que, en cierta ocasión, compareció ante le juez de su pueblo y, éste, antes de emitir la sentencia final, mirándole fijamente a Martincho, dijo:

martincho al finalizar el juicio– ¡Miren! Señores de la sala, ¡miren!

Toda la sala guardó silencio a la espera de lo que finalmente iba a decir el administrador de justicia. Así que éste continuó:

– ¡Miren al acusado, mírenlo bien! Su bizna mirada, sus orejas retraidas, sus ojeras caídas, su mirada agresiva, su porte de pirata…

Martincho, que estaba también atento a lo que decía el juez, interrumpió:

– Pero bueno, señor juez, ¿usted me va a juzgar por asesino o por feo?

Moraleja:Quien juzga por la apariencia, casi siempre se equivoca

Copyright: Ohslho
Publicado en: La Paz, 07 de Mayo del 2015

Deja un comentario

Simple Share Buttons