Martincho Buscando a su Mujer

Una tarde, Martincho corría hacia una granja y preguntó al granjero:
 
– ¿Ha visto a una lunática pasar por aquí?
 
El granjero replicó:
 
– ¿Cómo es ella?
 
Martincho, sin pensarlo dos veces, describió:
 
– Mide un metro ochenta, es muy gorda, y pesa 30 kilos.
 
El granjero, denotando cierta perplejidad, dijo:
 
– Si ella mide un metro ochenta, es gorda, ¿cómo puede pesar solo 30 kilos?
 
Martincho rió y contestó:
 
– No sea estúpido, ¿acaso no le advertí que está un poco loca?
“El que es incapaz de observarse a sí mismo, no será capaz de observar…”

 

Copyright: Ohslho
La Paz, 13 de Enero del 2014
Simple Share Buttons