Martincho y los Diplomáticos

Martincho se encontraba en un Bar, reunido con un grupo de amigos. Esta vez estaban hablando de los diplomáticos.
 

Uno de ellos intervenía:

 
– La diplomacia de este país es un ejemplo para el resto de los países. Acaban de convencer al vecino país para que les ceda tierras a nuestros emigrantes. 
 
Otro intervino:
 
– Claro, está bien lo que hicieron. Pero hay una cosa que a mí me inquieta: ¿cuánto habrán pagado para convencer a los diplomáticos del país vecino? Te aseguro que los problemas que hoy por hoy parecen resolverse tendrá sus efectos contrarios a la larga.
 
Todos intervenían con lo que se les venía en gana pero, Martincho, que era un partícipe más del club, no decía nada. Entonces, uno de los amigos, dándose cuenta del silencio de éste, dijo al hombre:
 
– Martincho, ¿tú, qué piensas sobre los diplomáticos del país vecino?
 
El hombre contestó:
 
– Los diplomáticos de todos los países son personas que resuelven los problemas creados por otros diplomáticos. ¿No se dan cuenta? Los diplomáticos del país vecino están creando problemas para sus sucesores.
La mente crea el problema y luego trata de resolverlo.
ohslho
La Paz, 17 de Septiembre del 2012
Simple Share Buttons